Gracias a los elásticos de las esquinas de las sábanas bajeras, hacer la cama es algo mucho más sencillo. Se ajustan con la tensión correcta, evitando que se formen incómodas y antiestéticas arrugas. Sin embargo, estos mismos elásticos dan a la sábana bajera una forma redondeada dificultando el proceso de doblarlas, salvo que se sigan las siguientes indicaciones… Hoy te contamos los pasos que debes seguir para doblar una sábana bajera ajustable.


¿Cómo se debe doblar una sábana bajera ajustable?

1. Lado izquierdo:

Extendemos la sábana bajera longitudinalmente y con el elástico hacia arriba sobre una superficie plana. A continuación, sujetamos la esquina inferior izquierda y la colocamos dentro de la superior izquierda (de abajo hacia arriba, ocultando la de abajo dentro de la de arriba), de forma que coincidan ambos extremos.

Y estiramos todo ese lado de la sábana.

2. Lado derecho

Se repiten los mismos pasos con el lado derecho que ahora está arrugado: Colocamos la esquina superior derecha (de abajo hacia arriba, ocultando, esta vez, la de arriba dentro de la de abajo), de forma que coincidan ambos extremos.

Cuando tengamos preparados ambos lados, es el momento de coger los bordes ya encajados del lado derecho de la sábana y colocarlos dentro de los bordes del lado izquierdo.

3. Para acabar

Ya casi está, tenemos los cuatro extremos que están ahora unos dentro de otros. El siguiente paso es alinear los cuatro laterales que se han ido uniendo y haciendo un ligero pliegue de las capas hasta formar un rectángulo. Las cuatro esquinas de la sábana están en la parte superior izquierda.

Finalmente, se divide imaginariamente el rectángulo en tres partes (como si fuera un tríptico) y se dobla colocando las partes de los extremos sobre la central. De nuevo se dobla, esta vez longitudinalmente el nuevo rectángulo, tres o cuatro veces, hasta tener el ancho de pliego deseado.
En este vídeo se muestra el proceso completo

×